miércoles, 24 de enero de 2018

Foro Público Riesgos e Impactos de la Minería y Alternativas al Desarrollo en Cajamarca

Foro Público Riesgos e Impactos de la Minería y Alternativas al Desarrollo en Cajamarca
Cajamarca, 28 de noviembre de 2018

Con el fin de debatir sobre los impactos ambientales que ya se dejan sentir en la región por las actividades extractivistas, los conflictos sociales generados por esta actividad y la importancia de la mujer en la lucha por el respeto a los derechos sobre la naturaleza y su territorio; la Red Peruana por una Globalización con Equidad – RedGE, con el apoyo de la Red Muqui, Grufides, la Red Interquorum Cajamarca y la Fundación Friedrich Ebert, realizaron el Foro Público “Riesgos e impactos de la minería en Cajamarca y alternativas de desarrollo sostenible”, el día 28 de noviembre en Cajamarca.

En el foro participaron como panelistas Martín Scurra de RedGE; Sergio Sánchez, especialista en Gestión Territorial; Dickson Laban Chinchay,  Gerente de Recursos Naturales y Medio Ambiente del Gobierno Regional de Cajamarca y  Ana María Llamoctanta, Presidenta de las Rondas de Mujeres del Tambo, Bambamarca. Ver presentación de Martin Scurrah

Para Sergio Sánchez existen 1,083 pasivos ambientales inventariados en todo Cajamarca, y en el transcurso de los años seremos la región en todo el Perú, con más pasivos mineros de la historia. Hay zonas en Hualgayoc que están totalmente contaminadas por la minería formal e informal y, según la OEFA, el desastre es total. “Qué hacemos, no podemos permitir que este problema aumente, no podemos permitir que los conflictos sociales por la actividad minera se incrementen los próximos años, las autoridades tienen que hacer su trabajo”, manifestó.

Sánchez indicó que hablar de Cajamarca es hablar de un elevado número de concesiones mineras, pero también es hablar del incremento de los conflictos sociales, de las personas que están contaminadas con plomo en la sangre y del número de muertes que ello ocasiona.

En Hualgayoc hay pasivos ambientales que deben ser  fiscalizados por las autoridades. “Tiene que haber un proceso de remediación que, si bien es complejo, debe estar articulado con toda la población. Hay gente enferma, en el año 2002 se hizo una evaluación a 311 personas de la zona, y todos tenían plomo en la sangre. Este proceso de remediación es importante para solucionar un problema fuerte, y allí también se debe mirar desde el gobierno nacional”, enfatizó.

Se necesita un Ministerio de Energía más serio porque el problema en Cajamarca es la falta de agua, la mayoría de fuentes de agua se han secado por la actividad minera, y todos los cajamarquinos nos preguntamos ¿quién le dará agua a Cajamarca en 15 o 20 años?. Ver presentación de Sergio Sánchez

A su turno Dickson Laban, indicó que el responsable de los conflictos sociales en Cajamarca es el Ministerio del Ambiente, ya que se hace a un lado y no tiene un verdadero compromiso con el pueblo, que vive afectado por la actividad minera. “Hay personas contaminadas con plomo, se entregan las muestran de sangre pero ni el MINAM ni el MINSA hacen caso, por el contrario están en cosas muy superficiales”, afirmó.

Añadió  que los ingresos recaudados según la principal actividad económica, muestran que desde el año 2000 hasta el 2016, el sector agropecuario presenta una curva ligeramente en crecimiento, le sigue el sector construcción, con un cierto despegue y el sector comercio con mayor aceleración. Pero cuando se habla del sector minero, se ve que su historial es muy volátil, ya que creció del 2004 al 2007 pero cae en el 2009. “Si la economía de Cajamarca dependiera de la minería todos hubiéramos caído. Aquí demostramos que la estabilidad económica la viene dando la manufactura, que va generando mayores ingresos en estos años”, resaltó. 

Si hablamos del Impuesto a las Ventas, vemos que el sector minero etuvo un ingreso de 12 mil millones de soles, pero devolvió al Estado peruano 13 mil 500 millones de soles, es decir perdió, ¿quién hace un negocio para perder?, si vemos esta cifra, eso quiere decir, que más bien el Estado le debe dinero.

Desde la región Cajamarca proponemos, diversificación económica y productiva, basado en ciertos parámetros de análisis que nos permitan avanzar en un crecimiento sostenible. En materia de productos de reforestación, tenemos una propuesta de conservación del complejo de lagunas y el proyecto del laboratorio regional del agua, en la que acompañarán los campesinos de la zona. 
“lamentablemente el ANA nos deja sin piso, y no nos presta interés, sin embargo, el pueblo será quien haga validar este tipo de trabajos que brinda el gobierno regional”, dijo. 

La agricultura genera sostenibilidad, por ello, se está en búsqueda de producción regional. Cajamarca es una región que vive de la agricultura, para ello es necesario fortalecer la asociatividad con un enfoque territorial y enfoque de mercado, es decir, asociaciones que hagan conocer productos, como el café, que es producción orgánica, cuyo quintal de exportación cuesta 10 mil dólares y es considerado el mejor del mundo. “Queremos elevar la producción en un 20 por ciento, queremos instalar el parque industrial y darle valor agregado a los productos de Cajamarca como el café, la leche, la papa”, sostuvo. Ver presentación

Finalmente Ana María Llamoctanta narró que los campesinos vivimos de la agricultura y la ganadería, como cajamarquinas estamos pendientes de los problemas de la minería. “La mina nos trae destrucción, contaminación y enfermedades, los cajamarquinos estamos decepcionados de la minería porque nos han enfermado con plomo, y el gobierno ha querido reprimirnos a punta de balas, nosotras no nos dejamos y defenderemos nuestras tierras unidas para que la minería siga avanzando”.

Esta actividad afecta nuestro patrimonio, nuestra economía y nuestra tierra. En las luchas la mujer siempre ha estado delante de los varones para defender nuestro derecho que es el agua.

Foro Público Riesgos e impactos del proyecto minero Río Blanco y alternativas de desarrollo sostenible para Piura

Foro Público Riesgos e impactos del proyecto minero Río Blanco y alternativas de desarrollo sostenible para Piura
Piura, 20 de octubre de 2017

La Red Peruana por una Globalización con Equidad – RedGE, con el apoyo de la Red Muqui, la Red Interquorum Piura, la Universidad Nacional de Piura, la Red Regional Agua, Desarrollo y Democracia (Redad) y la Fundación Friedrich Ebert realizaron el foro público “Riesgos e impactos del proyecto minero Río Blanco y alternativas de desarrollo sostenible para Piura”, cuyo objetivo fue presentar los riesgos que representa para la región este proyecto minero, los impactos ambientales y sociales que ya ha generado solo en la etapa de exploración y visualizar las alternativas de desarrollo que existen y que privilegian la protección de los ecosistemas del Páramo y Bosques de Neblina , así como las fuentes de agua.

La actividad, que se realizó en el Auditorio Central de la UNP el 20 de octubre de 20174, también analizó el contexto de la reconstrucción regional, luego de los desastres naturales, priorizando la prevención y la sostenibilidad de las comunidades campesinas. Para ello, contó con la participación de los expertos Martin Scurrah, consultor de la RedGE, Javier Jahncke de la Red Muqui, Isaúl Guerrero, Presidente de la Comunidad Campesina de Segunda y Cajas, Huancabamba, Piura, Osmán Mija, Representante Legal de la Comunidad Campesina de Yanta, Ayabaca, Piura, Katy Carrillo,  de la ONG Naturaleza y Cultura Internacional y Luis Bardales Pérez, Coordinador de Proyectos de la ONG Progreso de Piura.

Durante su exposición, Martín Scurrah señaló que no hay una sola alternativa al extractivismo sino caminos posibles de transiciones para una sociedad mejor, en ese sentido, dijo que lo mejor es construir y emprender estos caminos para un futuro mejor,  en la que primen el respeto a los derechos humanos y del medio ambiente y la naturaleza. 

“El extractivismo busca satisfacer la necesidad de países del exterior y busca la explotación de recursos naturales, y muchas veces está asociado a la corrupción, la contaminación del suelo, del agua y hasta de la salud pública”, manifestó. 

Scurrah explicó que para llevar un extractivismo depredador a uno sensato se debe cumplir con la normatividad, “lamentablemente no se cumplen las normas, el Estado debe hacer que se cumplan, insistir que se use tecnología de alto nivel con estándares mundiales, generar participación más activa con los ciudadanos, respetar los convenios internacionales, y fortalecer el sistema de valorización de los Estudios de Impacto Ambiental (EIA) y hacerlos vinculantes, ya que han sido debilitados en los últimos años”.

“Piura tiene que reforzar sus acciones y medidas como Gobierno Regional y tomar en cuenta la información existente para aplicar políticas territoriales que nos indiquen cuáles son las zonas vulnerables para la minería y la agricultura, y hacer un uso óptimo de los recursos naturales. Exigir estándares altos entre las regiones, promover y exigir transparencia a las empresas, la población debe conocer en qué se gasta el dinero y obligar a las empresas a cuidar los costos medioambientales”, finalizó.

Para Javier Jahncke de la Red Muqui, la reducción del precio de los minerales, la afectación de las inversiones y los casos de corrupción como el de Odebrecht no han limitado la perspectiva de las actividades extractivas, por el contrario se está ampliando la frontera para tener un mayor ingreso económico en el país. 

“Esto genera que se plantee un destrabe normativo  de políticas públicas que acreciente el crecimiento del extractivismo. Seguimos dependiendo de los precios de los minerales y las consecuencias se ven con detalle en los marcos normativos. Todos estamos preocupados por el Mundial, si Perú irá o no al Mundial, pero no nos estamos dando cuenta  que en el Congreso se están discutiendo cosas que pueden generar un riesgo para las comunidades campesinas y población en general”, advirtió.

Jahncke indicó que existe la posibilidad de un crecimiento de la frontera de actividades como la minería, que se realiza en comunidades campesinas y nativas,  afectando la propia existencia de estas comunidades.  En el caso de Piura, considerado como la región con mayor presencia de inversiones, se está discutiendo en el Parlamento, un proyecto de ley que plantea declarar de interés nacional el tema de la titulación de tierras de las comunidades campesinas de esta región. 

“Si uno escucha esto, lo ve muy bien porque le dará legalidad a la situación, pero  la pregunta es qué tanto pueda afectar a las comunidades en el marco nacional normativo. No solo hay que preocuparse por este proyecto  sino referirse a la Ley 30230, que tiene una acción de inconstitucionalidad en el Tribunal Constitucional porque establece, en sus artículos 36, 37 y 38, que se haga el saneamiento físico legal pero para proyectos de inversión que cuenten con concesiones otorgadas por el gobierno nacional, es decir, concesiones mineras, con ello el riesgo de una comunidad de perder su tierra es mucho mayor”, enfatizó.

¿Dónde está la seguridad jurídica en este caso?, se preguntó al lamentar que se está pasando por encima de los derechos de la comunidad, se regula y desregula una acción para favorecer al extractivismo, ¿dónde está el apoyo a la actividad agrícola y ganadera de Piura, dónde está el apoyo del gobierno?”, finalizó.


A su turno, Isaúl Guerrero, Presidente de la Comunidad Campesina de Segunda y Cajas en Huancabamba, señaló que su comunidad es ancestral, con 178 años de existencia siendo una comunidad nativa, y sólo han tenido 8 conflictos en defensa de sus tierras y de sus Páramos. Cuentan con 34 caseríos entre Cajas y Carmen de la Frontera, con Bosques de Niebla que producen agua para toda la región. “Queremos seguir mejorando para tener buenas cosechas y mejorar nuestra economía, pero estamos preocupados por la actividad minera porque solo en la etapa de exploración, no se ha respetado nuestros derechos como comuneros”, acotó. 

Para Osmán Mija, Representante Legal de la Comunidad Campesina de Yanta, Ayabaca, existe un problema social, que es la minería como Río Blanco o Majas, que está causando un daño innumerable, un daño económico y moral a los mismos comuneros. “Un dirigente o un rondero están procesados, algunos condenamos a 20 años de cárcel sólo por defender su territorio. Es la realidad de la comunidad  campesina  de Yanta. Por reclamar sus derechos vienen siendo denunciados, perseguidos por el Poder Judicial, por la Policía, todos a través del poder económico”, denunció.

Mija aclaró que las comunidades de Ayabaca y Huancabamba no se oponen a la actividad minera, por el contrario, quieren minería pero minería responsable, “lamentablemente esta minería no se da en el Perú, tenemos ejemplos como Conga, en Cajamarca o Cerro de Pasco, donde no se respetan los EIA y la gente vive con plomo en la sangre. Cómo pretenden que nosotros le creamos si no han hecho nada para decirnos que su actividad minera será beneficiosa para las comunidades”, finalizó.


viernes, 13 de octubre de 2017

Taller Regional Norte Alternativas al Extractivismo en las Regiones: ¿otros desarrollos posibles?

Taller Regional Norte
Alternativas al extractivismo en las regiones: ¿otros desarrollos posibles?
Piura, 19 y 20 de octubre de 2017

La Red Peruana por una Globalización con Equidad (RedGE), la Red Interquorum de Piura, la Red Muqui, la Universidad Nacional de Piura, la Red Regional Agua, Desarrollo y Democracia (Redad) y la Fundación Friedrich Ebert, realizaron el Taller Regional Norte “Alternativas al Extractivismo en las Regiones: ¿otros desarrollos posibles”, los días 19 y 20 de octubre de 2017, en las instalaciones de la Universidad Nacional de Piura.
 
El taller tuvo como objetivo discutir en torno a las alternativas al extractivismo y construir juntos una visión de la región que queremos con líderes y lideresas de movimientos sociales y miembros de organizaciones de la sociedad civil; así como con autoridades de los gobiernos regionales y locales. Se elaboraron propuestas, con especial importancia por la coyuntura de la reconstrucción, tras los estragos dejados por el Fenómeno del Niño Costero.
 
Durante el taller se contribuyó a la identificación de políticas públicas necesarias para Piura, a partir de sus potencialidades, con el fin de pasar gradualmente de un modelo extractivista a uno postextractivista; buscando alternativas de desarrollo bajo el enfoque de las Transiciones, para lograr un uso sostenible de los recursos, por parte de todos los agentes económicos y en todos los sectores. Resaltar que en el taller también se desarrollaron dinámicas y trabajos grupales para identificar las diferentes problemáticas de las diferentes provincias de Piura.
 
Contamos como profesores con el apoyo de Martin Scurrah, consultor de RedGE y experto en temas de transiciones; Lupo Canterac, Coordinador de la Red Regional Agua, Desarrollo y Democracia de Piura y Ana Romero, Coordinadora Ejecutiva de RedGE, quien fue responsable de la metodología y el trabajo de grupo con los participantes. Este taller se realizó con el apoyo de 11.11.11.  
 
 






Primer Módulo
Martin Scurrah, RedGE
 
¿Qué es el Extractivismo? ¿Qué se Entiende por Transiciones?
 
La idea central es que no hay una sola alternativa al extractivismo o una utopía sino que hay que buscar, construir y emprender caminos o transiciones a un futuro fundamentado en la defensa y la realización plena de los derechos humanos y de la naturaleza. El objetivo de la presentación es promover el debate en las regiones sobre posibles propuestas para emprender transiciones al post extractivismo al nivel regional, enfocándonos en los cambios en las políticas e instituciones regionales.
 
Se presenta una definición del extractivismo y sus características, así como de algunos de sus impactos, tales como se presentan hoy en día con la extracción depredadora. Se propone una transición en dos etapas de la extracción depredadora a la extracción sensata y de la sensata a la indispensable. Para transitar de la extracción depredadora a la sensata (primera etapa de transición) se propone una serie de medidas inmediatas y de emergencia y de la sensata a la indispensable (segunda etapa) otra serie de medidas a mediano y largo plazo.
 
 
¿Cómo se Podría Transitar a Nivel Regional? Algunos Ejemplos
 
Primero, se presentan algunas características de las regiones y del sistema de regionalización en el Perú que se tiene que tener en cuenta al momento de emprender una transición de la extracción depredadora a la extracción sensata. En seguida se presenta una serie de medidas para las regiones, incluyendo, entre otras, la zonificación ecológica económica y el ordenamiento territorial, el planeamiento de las actividades económicas, la cooperación entre las regiones, la transparencia, la participación ciudadana, la vigilancia y monitoreo ciudadana, la internalización por las empresas de sus costos sociales y ambientales, entre otras.
 
En seguida se presentan algunos casos de regiones que han tomado iniciativas para controlar o reglamentar la extracción, como Moquegua y las modificaciones al diseño del proyecto Quellaveco, Cajamarca y el cuestionamiento al proyecto minero Conga, San Martín y sus políticas territoriales para defender la naturaleza y combatir la deforestación y Piura con el desarrollo de un consenso regional que incluye mecanismos para que el gobierno regional rinda cuentas. Se concluye que, a pesar de que las competencias formales para regular la extracción de los recursos naturales residen principalmente en el gobierno nacional, los gobiernos regionales y sus ciudadanos pueden tomar medidas para promover una transición hacia la extracción sensata y, eventualmente, indispensable.
 
 
Módulo 2
Lupo Canterac, Red de Agua y Desarrollo
 
Problemática regional y sus alternativas
 
En Piura existen 136 comunidades campesinas reconocidas por el Estado, siendo la provincia de Ayabaca, la que agrupa la mayor parte, con 77 comunidades. Existen también los Páramos que abastecen a los valles de los ríos Piura y Chira, con 386 mil  hectáreas agrícolas, que, junto al Bosque de Neblinas, hacen el mayor recurso bioecológico de la región y un enorme potencial de patrimonio comercial. 
 
Sin embargo, Piura también tiene actividad minera, a mayo del 2016 el 85.8% de su territorio tiene concesiones mineras y, lamentablemente, mucha gente pide que el Proyecto Río Blanco se active para que se generen recursos económicos y se pueda avanzar con la recostrucción de la zona afectada por el Fenómeno del Niño Costero.
 
“Existen denuncias de empresas mineras que no pagan al Estado sus impuestos,  mil 600 millones de soles por concepto del uso de agua. ¿Esas son las empresas que supuestamente traen el desarrollo al país?”, se preguntó Canterac, al añadir que la producción minera ha crecido por la flexibilización que el Estado le otorga, sin pensar en el daño que se le hace al medioambiente.
 
 
 

miércoles, 3 de mayo de 2017

Curso Nacional Viejos Desarrollos y Nuevas Alternativas. Una década apostando por alternativas democráticas y ecológicas.


13, 14 y 15 de junio de 2017
El curso está dirigido a miembros de organizaciones ciudadanas (sociales, ambientales, laborales, políticas, etc.), asociaciones (indígenas, campesinas, de mujeres, etc.) con especial énfasis en sus directivos y directivas, funcionarios y funcionarias o en quienes desempeñan funciones claves; así como integrantes de instituciones públicas, agencias no gubernamentales, militantes políticos, académicos y académicas, etc. No está dirigido a estudiantes universitarios ni personas que ya participaron del curso en años anteriores.  Tiene cupos muy limitados.
INSCRIPCIÓN Y SELECCIÓN DE PARTICIPANTES
Todas las personas interesadas deben presentar su candidatura para participar del curso. Al presentar su candidatura se entiende que se comprometen con su presencia permanente durante los dos días y medio que dura el curso.
Indispensable llenar la ficha de inscripción y enviarla al correo: cursosredge@gmail.com
a) Ficha de postulación: para presentar su candidatura, el postulante debe enviar la ficha de postulación que contiene los siguientes datos:
Nombre completo, D.N.I., fecha y lugar de nacimiento.
Lugar de residencia (departamento, provincia y distrito).
Institución, organización o movimiento en el cual trabaja o participa, explicando su cargo o responsabilidades. 
Una breve explicación de su motivación para participar en el curso. 
Un breve resumen de sus antecedentes: estudios realizados, experiencias en organizaciones sociales, publicaciones, etc. (adjuntar currículo vitae no documentado y resumido).
b) Plazos para postulaciones: 
Fecha de inicio de las postulaciones: Viernes 28 de abril de 2017
Fecha de cierre de postulaciones: Domingo 28 de mayo de 2017
Evaluación de candidaturas: Lunes 29 de mayo de 2017 
Publicación de resultados: Lunes 29 de mayo de 2017
SELECCIÓN Y CIERRE DE POSTULACIONES
Los y las postulantes deberán enviar la ficha de postulación hasta el domingo 28 de mayo de 2017 al correo: cursosredge@gmail.com se darán a conocer los resultados del proceso de selección vía correo electrónico y la página web www.redge.org.pe
COSTOS Y BECAS
Existe un número reducido de becas y semi becas para apoyar la participación desde las regiones del Perú. Las mismas que cubrirían el traslado y/o la estadía de los alumnos y alumnas seleccionadas. 
Si usted desea aplicar a una beca completa o a una beca parcial, por favor indicarlo en la ficha de postulación, señalando los gastos que puede cubrir y la ayuda que solicita. 
PARTICIPANTES EXTRANJEROS
Se aceptarán excepcionalmente postulaciones de participantes extranjeros, sin embargo NO contamos con asistencia financiera para ello, teniendo que cubrir la totalidad de sus gastos. 
FECHA Y LUGAR
El curso se realizará en la ciudad de Lima, del martes 13 al jueves 15 de junio del 2017. Posteriormente se les informará el lugar exacto. 

martes, 8 de noviembre de 2016

Foro Público Alternativas al extractivismo. Construyendo al buen vivir desde las regiones


La Red Peruana por una Globalización con Equidad (RedGE) y el Centro Latino Americano de Ecología Social (CLAES) de Uruguay, con el apoyo de la Fundación Friedrich Ebert, la Red Interquorum Cajamarca, Red Muqui, PDTG  y 11.11.11, realizaron en la ciudad de Cajamarca este foro público, con el fin de discutir propuestas en relación al modelo de crecimiento basado en el extractivismo, para enriquecer el debate incorporando el contexto regional. Participaron de la actividad Gerardo Honty de CLAES, Sergio Sánchez del Gobierno Regional y Yeni Cojal, de la sociedad civil cajamarquina.
 
Durante su exposición Gerardo Honty de CLAES señaló que la idea de que todos los países del mundo podemos transitar sobre el mismo camino y llegar a tener el mismo desarrollo que las naciones desarrolladas es absurda e imposible, ya que es necesario que exista el subdesarrollo para que exista el desarrollo. El agotamiento de los recursos naturales y el incremento del cambio climático es clave porque no se ha podido superar lo que busca el desarrollo que es reducir la pobreza, el desarrollo como está concebido está agotado en el mundo, particularmente en América Latina.
 
Todos los países se congratulan que su PBI ha mejorado y, en algunos casos, se ha sacado a muchos de la pobreza pero cuando uno mira el efecto de este avance difícilmente se puede asociar con las mejoras en las condiciones sociales o en la calidad de vida. “Los beneficios hacia las clases más bajas se ha reflejado en la compra de celulares, de autos, de ciertos bienes de consumo pero poco se ha traducido en mejorar la calidad de vida en cuanto al acceso al agua, a los alimentos, a la energía, al saneamiento, entre otros”.
 
Este avance o esta mejora en el PBI ha tenido otros efectos negativos, claramente ha habido un retroceso ambiental, que han conllevado a conflictos sociales, ya que a nadie la gusta que le hagan una mina al lado de su casa. En ese sentido es necesaria una legislación más benévola, una flexibilización de los impactos ambientales, acelerarse los procesos de fiscalización ambiental. “El 60% de los conflictos sociales que se registran en el Perú derivan de la minería”, dijo.
 
La flexibilización que va detrás de la minería a la larga o la corta termina influyendo en otros sectores, cuando se flexibiliza normas ambientales, en la que se pretende garantizar un proyecto minero o petrolero, se transmite a todos los sectores económicos. No solo hay impactos ambientales y sociales, también hay impactos económicos de otra índoles, todos los países de Sudamérica están basados en la exportación de materia prima sin tratar, lo que se llama la primarización de la economía, en algunos casos, estos productos primarios son más de uno: minerales, petróleo, soya, y en otros casos es uno solo, como el caso de Venezuela, con el petróleo.
 
En ese sentido, se puede tener un crecimiento económico sostenido eternamente con  recursos finitos y sin caer en el voraz extractivismo. Podemos desengancharnos del mercado global, olvidarnos de que China existe, y comenzar a pagar más caro por todo lo que consumimos. 
 
Las transiciones, entonces, son un intento de usos de caminos para poder salir de este consumismo voraz, estamos acostumbrados a ciertos servicios, ciertos bienes, queremos cambiar el celular todos los años. Tenemos que hacer participar a todas las poblaciones, no podemos vivir en un mundo en el cual cada uno pueda tener todo lo que quiere, consumir todo lo que quiere, tener todos los bienes a su disposición, y todo el dinero para poder comprarse todo lo que quiere, en un mercado que promueve y necesita del consumo. 
 
La promesa de desarrollo es que todos los habitantes del planeta vamos a poder llegar algún día a consumir todo lo que tenemos, esta es la utopía del desarrollo, esta utopía es imposible, la mitad de la población en este momento, no tiene ningún tipo de acceso a la energía, vive bajo la línea de la pobreza. Los límites de las transiciones son límites humanos, solo depende de nosotros, la utopía de las transiciones es mucho más realizable que la utopía del desarrollo.
 
Una mirada desde el Gobierno Regional
 
A su turno, Sergio Sánchez, Gerente de la Gerencia Regional de Recursos Naturales y Gestión del Medio Ambiente del Gobierno Regional de Cajamarca, señaló que hablar de las actividades extractivas desde el lado cajamarquino es hablar de la llegada de diversas empresas mineras, como el caso de Hualgayoc, donde se ha desbordado esta actividad, y lamentablemente las autoridades, a lo largo de los años, no ha tenido la fuerza para poder renegociar el ingreso de extractivas al país.
 
Si miramos Cajamarca esto ha generado que en los últimos 5 años tengamos una cantidad increíble de proyectos para ejecutar en el tema minero y que desbordan nuestra capacidad de poder evaluarlos porque el país, a pesar de que se dice que es un país extractivista, somos un país minero que ni siquiera ha podido implementar todo un mecanismo económico para que se puedan fiscalizar cada uno de los proyectos. “En Cajamarca, por lo menos, se está cambiando y se está fortaleciendo la fiscalización, pero en otras regiones sencillamente ni lo tocan porque no tienen apoyo del gobierno ni elementos técnicos necesarios”, dijo. 
 
“Desde el año 1993 hemos tenido un conjunto de empresas, concesiones,  y se han dado un conjunto de normas que han facilitado a las actividades extractivas, pero al campesino del Perú le va y le viene que suba el PBI porque a él no le beneficia en nada”, añadió. 
 
En el tema extractivo desborda nuestra capacidad de poder hacer fiscalización ambiental, no hay capacidad y la actividad extractiva ha afectado la alimentación de la gente y la calidad del agua.  “Tenemos un problema fuerte con el tema del agua, llueva o no llueva la empresa minera tiene autorización para sacar 89 millones de metros cúbicos durante todos los años y nadie los fiscaliza porque la Autoridad Nacional del Agua dice que no tiene capacidad para fiscalizarlos por toda la cantidad de agua que extraen. Tenemos 53 kilómetros cuadrados de explotación minera y no hay ninguna sola comunidad que tenga agua natural o un manantial”. 
 
El caso de Cajamarca es particular porque toda la política extractivista hace que tengamos lugares con mayor cantidad de actividades extractivas, por ejemplo, en San Ignacio hay dos proyectos que podría afectar en poco tiempo su fuente de agua y con una posibilidad de que la gente de Supallacu, zona de la comunidad Awajun, se peleen porque las empresas en este momento están pagándole a los Apus para que los apoyen y puedan entrar a instalar su campamento.
 
El tema del petróleo en Jaén con el proyecto Pampa Dorada, que va hasta Rodríguez de Mendoza en Amazonas, este es un tema que no se habla porque el Perú ha lotizado y concesionado toda la selva. La política energética del país está ligado a la producción porque se ha comprometido hacer obras que primero te cuestan 600 millones y luego mil millones de soles, con varias coimas, como se ve en Brasil y el caso Odebrecht.
 
“Hay casos de empresas que abren otras empresas con otros nombres y concesionan pequeñas minerías, pero en la práctica se juntan y hacen una mega minería, como en el caso de San Miguel, que llegaran al próximo año al 100 por ciento de su territorio en concesión porque hay varios proyectos que se están instalando con la venia del gobierno que hace sus talleres informativos con una sola persona y para llenar la ficha con firmas anuncian almuerzos o campañas médicas”.
 
Lo que buscamos como región es reducir las brechas sociales, no se podrá acabar con la minería porque ya hay convenios firmados y este gobierno es la continuidad del anterior, la población, las autoridades regionales debemos fiscalizarlos al máximo, tenemos que hacer incidencia para que se haga algo por la población afectada, para que hagan marcos normativos para que, por lo menos, nos den la seguridad de preservar el agua. En Cajamarca hay 19 proyectos nuevos que se van a dar, algunos están en estudios y otros ya están en proceso, por ello el tema de fiscalización debe ser un elemento clave.
 
Desde el gobierno regional se quiere reducir las brechas, Cajamarca  es distinto a otras regiones como Cusco o Arequipa, ya que el 67% de la gente vive en la zona rural, y eso nos hace distintos e incomprensibles al resto del país, el 54.5% vive de la agricultura y la ganadería y por ello las actividades que se hagan en la región deben estar ligados a la mayoría para tener, por ejemplo, asegurada la alimentación del futuro. 
 
En el caso de Conga, nos hemos dado cuenta, cuando se ha hecho los Estudios de Impacto Ambiental (EIA), que la gran mayoría de EIA han sido manipulados por las empresas para tener un beneficio en favor de ellos, si haces un estudio manipulado perjudicas a la población. Nosotros pudimos demostrar, en una reunión con el Consejo de Minería del país, que se ha manipulado EIA y las empresas han manipulado los estudios de una manera delincuencial.
 
“Hemos pedido al gobierno que se pronuncie por este caso, ellos no pueden estar a favor de Yanacocha, para mi es delincuencial manipular un estudio que se afecta a la población”, finalizó.
 
Qué dicen las comunidades campesinas afectadas por la minería
 
Finalmente Yeni Cojal Rojas, integrante de la organización de mujeres defensoras de la Pachamama Celendín y de la Plataforma Interinstitucional Celendina (PIC), narró que ella es una mujer judicializada por defender su tierra, con una solicitud de 30 años de cárcel por parte de dos gobernadores y autoridades de la Municipalidad de Celendín.
 
En Celendín había varios manantiales y en la actualidad se han perdido 105 puquios, por ello la población ya no cuenta con agua natural. Hay una división social, hay perdidas de familia, hay muertos, enfermedades, deformación de niños, partos prematuros, hay inmigración, por el atropello de los derechos y la violencia, la juventud no tiene trabajo, todo lo está copando la minería.
 
La lucha es difícil y se articula con otras regiones y diversas comunidades, trabajamos de manera conjunta, nos capacitamos legalmente, en talleres para liderezas y líderes, estamos en coordinación con todos los ronderos y articulamos las luchas con marchas y vigilias.
 

lunes, 22 de agosto de 2016

Curso Macroregional Sur Alternativas al Extractivismo. Construyendo el buen vivir desde las regiones

Curso Macroregional Sur
Alternativas al Extractivismo. Construyendo el buen vivir desde las regiones
Cusco, 19, 20 y 21 de julio de 2016

El curso macroregional sur, dictado por Eduardo Gudynas de CLAES en la ciudad del Cusco, abordó la problemática del desarrollo, en especial sus expresiones actuales que son los diferentes tipos de extractivismos, y las posibles alternativas. Aprovechando una audiencia que era tanto diversa como activa, en este curso se siguió una metodología de múltiples abordajes a esos tres aspectos. 
 
Se comenzó analizando un componente destacado en el abanico conceptual del desarrollo, luego se abordó sus expresiones en el extractivismo, para lo cual se contó con los aportes invaluables de los asistentes (provenientes de departamentos del sur de país como Puno, Arequipa, Apurímac y Cusco). Eso permitió considerar las diferencias pero también las similitudes de emprendimientos extractivos, por ejemplo mineros. Finalmente, se discutió cuáles podrían ser las alternativas a esos extractivismos, que a la vez fuesen alternativas al desarrollo. 
 
De esta manera, a partir de cada ejercicio, se construyó un cuadro sobre los aspectos centrales en las ideas actuales sobre el desarrollo, sus expresiones extractivistas en minería, hidrocarburos, agricultura y forestación, y luego, las posibles salidas alternativas para no quedar atrapados en el papel de un país que solamente es proveedor de materias primas. Los componentes conceptuales del desarrollo quedaron en evidencia, tales como, el mito del crecimiento económico, la adhesión a la idea del progreso, o que los extractivismos son una industria. 
 
En el curso repetidamente se alertó sobre las dificultades que tiene pensar y diseñar alternativas a las ideas del desarrollo que están tan profundamente arraigadas. Ante ello, se repitieron ejercicios grupales donde se elaboraron borradores de alternativas para la macroregión sur del Perú. Cada uno de ellos fue discutido grupalmente para identificar los puntos donde fueron posibles los avances y los temas en los cuales aquellas raíces culturales se hacen evidentes al limitar opciones alternativas.
 
Estos ejercicios permitieron reflexiones más profundas sobre las implicancias de insistir en considerar a la sociedad y la naturaleza como dos ámbitos separados, o las justificaciones que se hacen para extraer recursos naturales ignorando sus impactos sociales y ambientales. A su vez, en las alternativas se discutieron las ideas sobre los derechos de la Naturaleza, la reorganización productiva para promover sectores que aseguraran los mejores usos de los recursos naturales y adecuado empleo (entre los que se destaca la agroecología), y la necesidad de aminorar el exceso consumista en las grandes ciudades.
 
 Este curso se complemente con otros realizados por RedGE y CLAES a nivel nacional, en Lima, y regionales, tanto en el sur como en el norte del país.

miércoles, 13 de julio de 2016

Foro Público Macro Regional Sur. Alternativas al Extractivismo. Construyendo el buen vivir desde las regiones / Cusco 19 de julio

Foro Público
Alternativas al Extractivismo. Construyendo el buen vivir desde las regiones
Cusco, 19 de julio de 2016

Con el fin de debatir la viabilidad, a largo plazo, de un modelo de crecimiento basado en el extractivismo y el progresivo agotamiento de los recursos naturales y sus consecuencias negativas en el medioambiente, sobre todo en la región Cusco, la Red Peruana por una Globalización con Equidad (RedGE), el Centro Latino Americano de Ecología Social (CLAES), la Fundación Friedrich Ebert, la Red Interquorum Cusco, la Red Muqui, Derechos Humanos Sin Frontera, el Programa Democracia y Transformación Global (PDTG), Renades, CooperAcción y el Centro Andino de Educación y Promoción (CADEP) realizaron en la ciudad del Cusco el Foro Público Alternativas al Extractivismo. Construyendo el buen vivir desde las regiones, el pasado martes 19 de julio de 2016, en la que participaron Eduardo Gudynas, de CLAES, Armando Villanueva, Congresista electo por Cusco del partido Acción Popular, la dirigenta aymara Yolanda Flores y Emerson Alata del Gobierno Regional de Cusco.
Durante su exposición Gudynas nos compartió algunas reflexiones sobre la problemática del extractivismo desde lo que parece termina siendo la raíz del extractivismo, enfocados a la ética y la moral. Se preguntó ¿Cuáles son las fuerzas detrás de los extractivismos en América del Sur?, ¿Qué pasaría si detrás de los extractivismos está el Diablo?. 
Respondió diciendo que una de las primeras críticas al extractivismo, sobre todo el petrolero, la hizo el historiador venezolano Juan Pablo Pérez Alfonso, quien afirmó, en uno de sus libros, que el Diablo estaba en el petróleo de la economía de Venezuela. Pérez Alfonso decía que la bonanza petrolera brindaba enormes ingresos a Venezuela pero que no le resolvía el problema de la pobreza ni otros problemas económicos del país, por lo tanto, a la larga el boom petrolero se estaba convirtiendo en una “maldición”.
 
Gudynas agregó que si se evalúa la imagen del Diablo ésta aparece en los temas de la minería, los hidrocarburos, “el Diablo es una metáfora de todo lo que tiene que ver con la maldad, por ello, ¿quién sería el Diablo en los extractivismos?, tenemos satanes, que pueden ser las empresas privadas, públicas, estatales que se dedican a la explotación de hidrocarburos”.
Sostuvo que los extractivismos siempre involucran tentaciones de posibles y grandes ganancias financieras para el Ministro de Economía, para los Gobiernos Regionales, para las economías locales, para las comunidades, “la tentación está una y otra vez dentro de los extractivismos”.
 
Reiteró que en el extractivismo hay mucho de mentira porque se promete desarrollos e infraestructura  moderna, y luego no se concreta. Los extractivismos tienen impactos negativos en lo ambiental, en lo político y en lo social porque es abrumador, es algo que no se puede discutir, desde la contaminación de los suelos hasta el agua, desde la ruptura de tierras y desplazamientos de comunidades hasta enfermedades. 
“Sabemos que hay algo mal con el extractivismo pero igual se persiste, y por más que se presenten argumentos de que el extractivismo es malo, igual se persiste”, agregó. 
 
Sobre la malicia extractivista, Eduardo Gudynas puso como ejemplo el caso de Máxima Acuña y el caso Conga en Cajamarca. Explicó que Máxima tiene un largo conflicto con Yanacocha, por posición de tierras. “Ella, una campesina de 45 años, analfabeta, pequeña, contra una de las más grandes mineras de América del Sur, eso es una asimetría enorme, a ella la han perseguido, hostigado, le han puesto cámaras para vigilarla, han acuchillado a su perro, han destruido su sembrío, la han amenazado de muerte. Esto es malicia, es un acto malvado y los extractivismos implican deformación de los códigos morales. “Se ha atacado a una campesina ¿acaso ha renunciado el jefe de la Policía o se ha interpelado al Ministro del Interior, o hubo una manifestación grande en contra de la minera?”, se preguntó.
 
A su turno, la dirigenta aymara Yolanda Flores, afirmó que los impactos de las actividades extractivas ya son insostenibles para el planeta, tanto en el aspecto ambiental, social y territorial. En ese sentido, lo que se tiene que hacer en el corto plazo, desde el Gobierno Central, Regional, Local, es romper con estas actividades, buscar alternativas que solucionen este problema, que busquen el diálogo con las comunidades directamente afectadas por estas actividades y no las hagan de lado.
 
Armando Villanueva, congresista electo por Cusco, dijo que la población, sobre todo las comunidades, no sienten ni perciben las ganancias que se obtienen de las grandes inversiones, por ello, se debe proponer cambios en las políticas de Estado, para cambiar esta situación.

miércoles, 22 de junio de 2016

Foro Público Alternativas al Extractivismo. Los retos del nuevo Gobierno

Foro Público
Alternativas al Extractivismo. Los retos para el nuevo gobierno
Lunes, 14 de junio de 2016

Tras los resultados finales de las elecciones presidenciales y en el marco del Curso Nacional Transiciones y Alternativas al Extractivismo, la Red Peruana por una Globalización con Equidad - RedGE y el Centro Latino Americano de Ecología Social - CLAES realizaron el Foro Público Alternativas al Extractivismo. Los retos para el nuevo Gobierno el día martes 14 de junio de 2014 en el Centro Cultural de la PUCP. Al evento, que acudieron más de 80 personas, participaron como expositores el miembro del Plan de Gobierno del Partido Peruanos por el Kambio (PPK), César Ipenza, Eduardo Gudynas  de CLAES, José De Echave de CooperAcción y María Elena Foronda, electa congresista por el partido Frente Amplio.
César Ipenza
Durante su exposición, Ipenza sostuvo que Madre de Dios es el caso mas lamentable de minería ilegal en el país. Añadió que en la actualidad existe más de 150 mil hectáreas destruídas por esta actividad informal y un incremento de deforestación y emisiones de gases de efecto invernadero. "No estamos siendo responsables por el patrimonio de nuestros bosques", enfatizó.
En ese sentido, sostuvo que el nuevo Gobierno de Peruanos por el Kambio propone, en el tema de minería ilegal, el programa Oro Limpio, ya que en el Perú no podemos darnos el lujo de empezar desde cero, no podemos derogar el marco normativo de lucha contra la minería ilegal, ya que no permite avanzar. Explicó que este programa parte de 4 ejes: formalizar, perseguir, remediar y reconvertir. "Para formalizar se requiere recursos y un apoyo a las regiones, y se dará con la creación del Ministerio de Apoyo a las Regiones, sin reemplazar la labor de los Ministerios del Ambiente y de Energía y Minas"
Explicó que cuando se define el tema de la minería ilegal debemos preguntarnos cuánto le cuesta al país poder descontaminar de mercurio a una persona adulta. "10 mil dólares le cuesta al país descontaminar a una persona adulta, pero a una mujer en edad fértil es imposible, tenemos una declaración de emergencia en Madre de Dios pero ¿realmente ayuda?, ¿quién asume ese costo social y ambiental?", se preguntó.
Sobre el tema de los bosques, Ipenza indicó que PPK quiere fortalecer el Programa Nacional de Conservación de Bosques para la mitigación del Cambio Climático, "queremos ampliarlo y fortalecerlo porque nuestra meta es reducir el efecto de gas invernadero, para ello proponemos reforestar 3 millones de hectáreas, dos en los Andes y una en la Amazonía".
El tema de agua, es un tema fundamental, y para ello el nuevo Gobierno ha planteado que la Autoridad Nacional del Agua (ANA) pase a la Presidencia del Consejo de Ministros y tenga no solo un enfoque de agua para la agricultura sino un enfoque integral del recurso hídrico. Sobre el Cambio Climático, "si vamos a este ritmo en materia de minería ilegal y no protegemos los bosques vamos a acelerar el cambio climático, en Peruanos por el Kambio hemos planteado, en los primeros 100 días de gobierno, impulsar la propuesta de la Ley Marco de Cambio Climático, que nos permita transitar a una economía sostenible, baja en emisiones y priorizar acciones sectoriales, que abarque varios sectores, Energía y Minas, Transporte, Agricultura, Economía. El Cambio Climático no solo es un tema ambiental sino de todos los sectores, por ello crearemos el Sistema Nacional de Cambio Climático que pondrá en orden todos los programas que existen en el marco del cambio climático.
Sobre los Pueblos Indígenas, César Ipenza explicó que se consolidará el derecho de consulta y se estudiará la posibilidad de crear el Ministerio de Pueblos Indígenas, ya que creemos que el convenio 169 no solo habla del derecho de consulta sino también de temas de salud, tierras y educación. "Vamos a tener un proceso de diálogo permanente, tendremos las puertas abiertas para tener un Perú que todos queremos, buscaremos consensos, acuerdos para tomar la mejor decisión para un mejor país", finalizó.
Eduardo Gudynas
Gudynas inició su exposición resaltando la importancia de compartir una mesa entre representantes del nuevo Gobierno y de la oposición, junto a organizaciones de la Sociedad Civil "esto es muy importante y un buen inicio", enfatizó.
Explicó 8 pensamientos que le llaman la atención de la región: La primera es la caída de los precios de la materia prima que, a diferencia de que uno pueda esperar que se redujera la presión extractivista y por lo tanto los impactos sobre el territorio, el medio ambiente y la comunidad, eso no esta ocurriendo en los países y en los gobiernos, Explicó que por el contrario, a medida de que caen los precios en minerales o hidrocarburos, los gobiernos lanzan medidas para compensar por volumen esa pérdida en los mercados internacionales, es decir, extraer mas, aumentar la presión en minería e hidrocarburos o ampliar la frontera agropecuaria  El caso paradigmático es Bolivia, que ha acompañado con medidas de apoyo por 3, 500 millones de dólares para la explotació petrolera. El resultado de esta medida es ahondar la fractura entre el Gobierno y las comunidades indígenas, y el incremento de los impactos ambientales y sociales.
El segundo pensamiento es el problema con la licencia de la evaluación ambiental en los países, que han flexibilizado y minimisado las capacidades del Estado para hacer el control ambiental en diferentes rubros. El proceso denominado "licencias ambientales express" aumenta la presión social con los grupos locales por la dudosa legalidad de estas normas.
"Este debilitamiento ambiental no resuelve nada, la solución es fortalecer a las autoridades ambientales, no debilitarlas, aumentar las normas, no reducirlas", añadió.
El tercer pensamiento tiene que ver con la relación corrupción-extractivismo. Esta relación es abrumadora, el caso Petrobras es uno de ellos, todos los países sudamericanos tienen casos de corrupción en distintos sectores extractivistas, incluido Uruguay. Existen casos de corrupción, desde otorgamientos ilegales de concesiones mineras hasta coimas tanto en organismos públicos, privados o cooperativas de Gobiernos conservadores o progresistas. "Los Estados deben asumir y protegerse de esa corrupción". 
El cuarto pensamiento o reto es el problema de la minería ilegal de oro, la atracción de la minería ilegal se mantiene por el precio del oro, hay enormes presiones para desarrollar este tipo de minería, aprovechando los huecos legales, por ello, hay que comenzar a pensar en una norma del oro para poder combatir este tema. El quinto pensamiento involucra a las comunidades campesinas e indígenas, la población más afectada por las actividades extractivas, que lamentablemente no tienen capacidad de presión política y cuyos problemas se ven muy alejados de la ciudad.
El sexto pensamiento es la importancia de que participen los Gobiernos Nacional y Regional, así como las universidades en la discusión de desafíos para buscar alternativas al desarrollo. El sétimo pensamiento tiene que ver con la democracia y los valores: las políticas ambientales deben discutirse en términos de justicia y moral, que involucren decisiones de qué valoro y que no valoro, que es correcto e incorrecto, cuando existan casos de violaciones a los derechos humanos por un rechazo al proyecto minero, cuando la policía reprime a la gente que está en contra de la activdad o se mata a alguien.
El octavo pensamiento tiene que ver con avanzar un paso mas y discutir cuál es el valor de la naturalaza, que incorpore los derechos de la naturaleza, que se puede cambiar la propia normativa, "el MINAMn debe escuchar a la naturaleza y no al mercado, ese debe ser un reto central para el país", finalizó.
José De Echave
De Echave señaló que los años 2010 y 2011 el Peru vivía un contexto de alta conflictividad social, vinculada a proyectos extractivos, como Tía María en Arequipa, Santa Ana en Puno y Conga en Cajamarca. Hoy en día el Perú ha cambiando, pero aún seguimos siendo el país donde los conflictos en su mayoría son socioambientales.
Explicó que acabado el súper ciclo de precios, una salida para enfrentar estos precios es aumentar la extracción, en ese sentido, dijo que en el Perú el sector minero está creciendo a dos dígitos y estamos en pleno proceso de duplicar la producción de cobre con la ampliación de Cerro Verde y el pronto inicio de Las Bambas.
Como consecuencia de una supuesta desaceleración de la economía peruana, hay un proceso de contra reforma, en relación con las políticas ambientales, "el llamado paquetazo ambiental", ha provocado un retroceso en materia ambiental del propio MINAM y sus organismos adscritos. 
En relación al tema de conflictividad social, De Echave precisó que el Plan de Gobierno de PPK necesita de mucha voluntad política para buscar soluciones, en vista del malestar social por los proyectos extractivos en el país. Según la Defensoría del Pueblo en el 2008 se tenía 80 conflictos, en 2014 se incrementó a 280, sobre todo en el periodo en el cual se dieron adelantos sociales y beneficios económicos, tal como plantea PPK. "Hay que tomar en cuenta el carácter multidimensional de los conflictos sociales, que tienen que ver con aspectos sociales, culturales y de territorio. El adelanto social se debe replantear porque los conflictos sociales tienen varios componentes", dijo.
La propuesta de PPK, en lo ambiental, tiene cinco componentes, el tema de minería ilegal, bosques, residuos sólidos y mitigación del Cambio Climático, pero cuando se aborda este tema, se parte del supuesto de que en el Perú ya tiene la institucionalidad ambiental que necesitamos, y eso no es cierto, "en nuestro país no hay una institucional ambiental que necesitamos sino es profundamente sectorial, seguimos siendo una gestión ambiental sectorial, donde en la práctica cada ministerio es la autoridad ambiental de su sector, y, por lo tanto, seguimos teniendo el desafio de cómo construir una institución transversal como existe en todo el mundo. Se intentó hacerlo con el SENACE pero se debe llamar “semuere” porque no actúa y seguimos arrastrando problemas, mas aún con los paquetazos ambientales que se han dado. Debe haber una gran discusión para encontrar los puntos de equilibrio con el fin de construir una institucionalidad ambiental mas fuerte.
"Los retos siguen siendo enorme y los próximos 5 años será un periodo crucial para cubrir los vacios que siguen allí, y sin duda el espacio del Ejecutivo debe ser fundamental y el espacio del Legislativo también debe ser un espacio de discusión y debate programático", finalizó.
María Elena Foronda
La electa congresista por el Frente Amplio sostuvo que en el Perú existe una política de Estado que es el que marca la orientación estratégica del desarrollo, hay una frondosa política ambiental de instrumentos que muchas veces se contraponen pero en la práctica no se aplican porque el MINAM no cumple con la primera condición, que es una débil institucionalidad ambiental, no se ve articulado en los procesos de descentralización.
"Hay conflictos de competencias, desregulaciones para favorecer la presencia de actividades extractivas y no se dialoga con la interculturalidad, para unos el río es un relave y para otros es la Yacumama, para algunos el cerro es un lugar de explotación, para otros es el Apu, el choque cultural es lo que nos ha llevado a los conflictos ambientales, que nos ha costado vidas humanas". 
"El Estado está ausente, parece un Estado con soroche, y luego que hay muertes, se instalan las mesas de diálogo. Bajo esta prespectiva se toma el tema del ordenamiento territorial como algo plano, homogéneo, cuando el territorio es complejo, hay una ley durmiendo en el Congreso, la Ley de Ordenamiento Territorial, que defina los usos, y le da un valor a la tierra, es un instrumento que ojalá sea uno de los primeros proyectos que debe aprobarse en el nuevo Congreso, para disminuir los impactos sociales y los conflictos".
"Necesitamos un MINAM fuerte, con competencias fuertes, que su palabra se haga valer, que articule a las instituciones sectoriales, que exista inversión, pero bajo reglas claras de juego, priorizando el interés nacional, a partir de un ordenamiento sostenible y no una visión de corto plazo, eliminando subsidios perversos para las inversiones extranjeras como el TPP", finalizó.